Innovacion

Si eres investigador te recomendamos que consultes la siguiente lista de preguntas frecuentes sobre la protección de los resultados de investigación. Si tienes cualquier duda, contacta directamente con nosotros:


Coordinador del Área de innovación: Enrique Cremades Cremades
Contacto: ecremades@incliva.esTeléfono: 961 97 34 51. Extensión 973535

Responsable de unidad de apoyo a la innovación: Pedro Fernández Nohales
Contacto: pfernandez@incliva.esTeléfono: 961 97 34 51. Extensión 436054  


 

  1. ¿Por qué proteger mis resultados?

Porque de esta manera estarás seguro de que se te reconocerá como el autor de los mismos. Además, si quieres transferirlos a terceros para su explotación (por ejemplo, a una empresa para que a partir de ellos desarrolle un producto comercial), éstos sólo tendrán interés en negociar si saben que tú o tu grupo sois los propietarios en exclusiva de estos resultados.

 

  1. ¿Cómo sé si merece la pena proteger mis resultados?

Lo mejor es que ante cualquier idea, resultado o invento que creas que puede tener un interés comercial, te pongas en contacto con nosotros para analizarlo detenidamente.

 

  1. ¿Qué formas hay de proteger mis resultados?

Existen diversos mecanismos de Propiedad Intelectual y Propiedad Industrial. Cuál usar dependerá del tipo de resultados y de qué queremos hacer con ellos posteriormente.

La Propiedad Intelectual (derechos de autor, como el copyright) protege la originalidad del autor de cualquier tipo de obra (literarias, cinematográfica, musical, científica, artística…) o de software.

Sin embargo, la Propiedad Industrial protege con un derecho real de propiedad y en exclusiva a determinadas creaciones. Los títulos de propiedad industrial son las marcas comerciales, los diseños industriales, los modelos de utilidad y las patentes.

Además, existe el secreto industrial, know-how y la información confidencial, que ejercerán su protección mientras se mantengan en secreto, algo que es difícil de garantizar.

 

  1. ¿Qué es una patente?

Es un título de propiedad concedido por el estado respecto a una determinada invención durante un determinado periodo de tiempo. El titular de una patente tiene el derecho exclusivo de impedir que otros posean, usen, vendan, fabriquen o vendan dicha invención patentada en ese territorio y durante el periodo de vigencia de la patente.

 

  1.  ¿Qué se puede patentar?

Cualquier invención de naturaleza técnica que sea nueva, tenga aplicación industrial y haya requerido un esfuerzo intelectual por parte del inventor.

Las ideas, las teorías científicas, los métodos y fórmulas matemáticas, los planes de negocio o las formas de presentar información no son patentables.

 

  1. ¿Puedo divulgar mis resultados si patento?

Sí pero tienes que respetar el orden: “Protege, Publica, Transfiere”. Primero se protege la invención, es decir, se hace la solicitud de la patente a la oficina correspondiente. De esta forma nos aseguramos que tenemos la prioridad de la invención y ya podemos divulgarla, en forma de publicación científica, asistencia a congresos, conferencias… Es importante no hacer NINGÚN tipo de divulgación antes de la solicitud de patente. Si lo hacemos, nuestra invención ya no será nueva, y por lo tanto, patentable.

Cualquier resultado de investigación que se ha publicado ya no puede patentarse posteriormente, al haber perdido la novedad.

 

  1. ¿Cuánto dura una patente?

    En general, 20 años desde la fecha de su solicitud.

 

  1. ¿Qué área geográfica protege mi patente?

Las patentes se conceden por los estados. Por lo tanto, una patente sólo protegerá en aquel estado en la que se concedió. Sin embargo, a grandes rasgos,  existen algunas vías que simplifican la tramitación de las patentes en varios países a la vez, como es la solicitud europea (prácticamente todos los países de Europa) y la PCT (142 países).

 

  1. Si patento, ¿puedo utilizar o comercializar mi invención?

No tiene por qué. Impedirá que otros puedan usarla, pero la patente no me asegura que yo pueda utilizarla. Puede pasar que para utilizar mi invención, necesite de otra invención previa que ya esté patentada por un tercero.

 

  1. ¿Qué diferencia hay entre el inventor y el titular de una patente?

El inventor es el autor de la invención. Es la persona que ha realizado la investigación que ha desencadenado en la invención y que posteriormente se ha patentado. Pero el inventor no tiene porqué ser el propietario de la patente. El propietario de la patente es el titular de ésta.

Por ejemplo, para una invención obtenida en INCLIVA, el inventor será el investigador o investigadores que han llevado a cabo el proyecto de I+D, pero el titular en caso de que se patente será INCLIVA y otras instituciones o empresas que hayan participado en el proyecto de I+D.

 

  1. ¿Recibo remuneración económica por patentar?

Por el mero hecho de patentar no, pero si esta patente es transferida a un tercero, los inventores tendrán derecho, al menos, a un 1/3 de los ingresos generados por la explotación de la misma.