Investigadores de INCLIVA desarrollan un kit diagnóstico-pronóstico del “shock” séptico

Investigadores de INCLIVA desarrollan un kit diagnóstico-pronóstico del “shock” séptico

El Grupo de Investigación en Fisiopatología Celular y Orgánica del Estrés Oxidativo, que dirige el profesor Federico Pallardó, está desarrollando un kit diagnóstico-pronóstico de choque séptico “HistShock”, que permitirá reducir el número de muertes, más de 5 millones anuales, causadas por sepsis.

El Dr. Carlos Romá-Mateo, uno de los miembros del equipo investigador, explica que “la sepsis es una respuesta negativa del organismo a una infección prolongada en el tiempo que puede derivar en 'shock' séptico, con resultado de muerte entre el 30 y el 50 por ciento de los casos. Es un problema especialmente grave en niños y ancianos, de difícil diagnóstico en el que influyen múltiples factores y por ello los clínicos necesitan herramientas de diagnóstico precoz”.

“Existen algunos 'biomarcadores' que señalan el punto en el que se encuentra el proceso de sepsis y algunos de ellos son detectados por “HistShock”” prosigue. 

El kit se basa en la detección de unas proteínas, histonas, que se liberan al torrente sanguíneo en el curso de un proceso inflamatorio provocado por una infección. Su concentración aumenta según progresa la sepsis y es muy elevada en caso de shock séptico.

La técnica desarrollada consiste en la medición de los niveles de histonas por medio de la espectrometría de masas. El kit utiliza un patrón interno para medir estas histonas y se complementará con un 'software' que traduzca los resultados de la espectrometría a los parámetros que usan los clínicos. Su utilización permitirá ajustar con precisión los tipos de medicamentos y las dosis para tratar la infección de cada paciente y evitar el shock, además de suponer una reducción de costes respecto a las técnicas actuales.

El proyecto fue uno de los seleccionados entre una treintena por la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE), en el marco del programa de mentorización internacional desarrollado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) a través de su programa IDEA2 Global, que finalizará el próximo mes de diciembre.

“Actualmente estamos validando la técnica en una cohorte mayor de pacientes y nuestra intención es transferir la tecnología y comercializarla” apunta Dr. Carlos Romá-Mateo.

En la investigación participan también miembros de la Unidad de Medicina Intensiva del Hospital Clínico Universitario de Valencia (HCUV), del Departamento de Fisiología de la Universidad de Valencia, del CIBER de Enfermedades Raras, de la Universidad Europea de Valencia, y de la spin off EpiDisease SL.

 

Investigadores de INCLIVA desarrollan un kit diagnóstico-pronóstico del “shock” séptico